Una esterilla casera para la espalda

 Hoy os proponemos un “hazlo tu mismo” muy sencillo y que viene a ser un remedio casero y más económico que esas esterillas que se enchufan a la electricidad.

image

Y también más seguro, porque eso de irse a dormir con algo eléctrico enchufado como que no da mucha confianza. Por no hablar de las bolsas de agua ardiendo!

El material que necesitamos es: dos trozos de tela de algodón. El tamaño depende de lo grande que queráis vuestra esterilla (no os paséis porque sino pesará mucho); arroz; canela y aceite de rosa mosqueta (estos dos últimos los podéis cambiar por el aceite esencial que más os guste, y la canela la podéis sustituir por lavanda, hojas de te….en fin lo que queráis). Yo es que asocio el otoño e invierno con el olor a canela….

image

 En fin, vayamos al tutorial.

Paso 1

Recortamos los dos rectángulos de tela de la misma medida, dejando un margen de costura.

image

 Paso 2

Ponemos cara con cara y cosemos todo el perímetro salvo una pequeña parte del mismo. Ojo que no sea muy pequeño porque luego os va a costar meter el arroz!

image

image

Paso 3

Damos la vuelta a la tela y dividiéndola en cuatro partes iguales cosemos unas lineas verticales, para que nos queden cuatro compartimentos. Aquí también tened mucho cuidado en no coser de extremo a extremo porque vamos a tener que pasar el arroz de un compartimento al otro y necesitamos que estén bien comunicados. Yo he dejado un espacio lo suficientemente ancho para no tener que pasarme una hora con el trasvase de arroz!

image

image

 Paso 4

Una vez ya tenemos nuestra pequeña almohada fabricada, mezclamos en un bol el arroz con el aceite y la canela en rama que hemos troceado. Vigilad no poner demasiado aceite para que no chorree y ensucie nuestra esterilla!

image

 Paso 5

Una vez todo está bien mezclado empezamos a llenar la bolsa por el agujero que hemos dejando en el perímetro. Ahí es donde vais a descubrir si lo habéis hecho demasiado pequeño…..

Al llenarlo veréis que se os llena el primer rectángulo; hay que reconducir con paciencia el arroz al siguiente compartimento y luego al siguiente, hasta que quede todo lleno.

 Paso 6

Luego sólo falta coser con punto ciego la apertura de nuestro cogín y listos! Ya tenemos nuestra esterilla lista.

Cómo utilizar la esterilla.

 Para calentar la esterilla sólo necesitamos ponerla en el microondas. Yo os recomiendo programar un minuto a máxima potencia. Verificamos si está caliente; sino está lo suficiente volvemos a programar un minuto…y así hasta que alcance la temperatura que nos gusta.

Aviso importante: cuando metáis la esterilla en el micro, acordaros de poner también un vaso de agua para humedecer el interior del micro. Y sobretodo id vigilando el micro para que todo vaya bien. Utilizad siempre tela de algodón 100%.

 En fin que si hacéis todo esto (así visto parece complicado pero os aseguro que no lo es), tendréis una esterilla natural y casera!

Nos vemos mañana, con otra idea casera!

Feliz miércoles (ufff la semana pasa volando no creéis?)

3 pensamientos en “Una esterilla casera para la espalda

  1. Molt bona ideia…. Em fa pensar en un nino de les nenes que l’hem fet servir molt quan tenen mal de panxa….. Elles mateixen l’escalfen al micro ….
    Us felicito!!!!!

Nos haces felices si comentas aquí esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s