El café de los Lunes: hoy con Inés Rosales y dos angelitos

Hoy el café de los lunes, lo tomamos con una Inés Rosales y una historia positiva!

INÉS

Alguien de vosotros ha oído hablar de las tortas de aceite de Inés Rosales?

Sin contar a los de Andalucía que las conocen seguro, pienso que alguno de vosotros las habrá probado alguna vez; y si no, hacedlo porque son buenísimas!

Yo soy una superfán porque a parte de que son buenísimas, son además muy sanas ya que están confeccionadas de forma tradicional siguiendo una receta de 1910 y no tienen conservantes, aditivos, aceites animales, colorantes ni nada de eso! Además la estética es tan bonita, porque conservan la forma de empaquetar “de toda la vida”!

inés rosales

Con café están de miedo, así que hoy el café de los Lunes lo tomamos con una Inés Rosales!

Y aunque son muy famosas y las venden por los cinco continentes en mi ciudad cuesta un poco encontrarlas.

Y de ahí enlazo con mi historia de los “angelitos”!

El pasado Martes al mediodía volvía del trabajo, y como iba 20 minutos antes del horario previsto, se me ocurrió pararme en el único super de mi ciudad en que las venden (el Carrefour, para más señas).

El caso es que iba tan embalada a comprarlas, y de paso algo más, que me dejé las luces encendidas. Y……, os lo prometo que no pasaron ni 20 minutos, pero la batería del coche se me había agotado!

Madre mía! Estaba sola, al mediodía, con la comida por hacer y yo sin batería y encima por pura gula de Inés Rosales!

Pero tuve la suerte de encontrarme con dos angelitos!

Y es que a menos de 100 metros de donde había aparcado había una gasolinera, así que me fui para allí y el chico que estaba en la caja me dijo que tenía unas pinzas y que me prestaba su coche para enchufarlas. El no podía abandonar su puesto porque estaba sólo, así que valiente yo, le dije que ya empujaría el coche hasta allí!

Pero…por Dios! mi coche pesa muchísimo! Lo intenté pero entre manejar el volante (había que desaparcarlo) y empujar era imposible. Sin embargo, un señor que pasaba por allí me ayudó! No sólo me empujó el coche (yo dentro con una cara de vergüenza) hasta la gasolinera, sino que mientras el muchacho de la gasolinera acercaba su coche, me abrió el capó (yo ni se donde está la palanca), me buscó la batería (estaba superescondida y tuvo que sacar una tapa), y enchufó las pinzas, y el coche del chico (que, pobre, a la vez de ayudarme atendía a los clientes).

Fui a parar con un experto porque al cabo de nada ya tenía mi coche encendido. Me explicó que era conductor de un camión de basura y que muy a menudo había hecho la misma operación. El pobre tenía a su madre ingresada en el Hospital que hay cerca y había salido a hacer tiempo porque le estaban haciendo unas pruebas, así que mientras se dedicó a ayudarme.

Toda esta historia para decir que hoy le dedico este café y las Inés Rosales a estos dos angelitos, que no me conocían absolutamente de nada, pero que se apiadaron de mi y de lo patosa que soy. No sólo me ayudaron desinteresadamente, sino que me marché a mi casa supercontenta de pensar que hay mucha gente por ahí dispuesta a echar una mano cuando hace falta!

Así que con este mensaje positivo que a veces se nos olvida y, deseando que la madre de mi desconocido amigo esté muchísimo mejor, os deseo una muy feliz semana!

2 pensamientos en “El café de los Lunes: hoy con Inés Rosales y dos angelitos

    • Desde luego Isabel! Me alegraron el día! Y las Inés Rosales son buenas para todo: desayuno, postre, merienda, cena….ummmmm que hambre me está entrando! Muchas gracias por visitarnos y comentar!

Nos haces felices si comentas aquí esta entrada:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s